Plataforma:


Amorfatalp es un archivo digital in the making. Un sitio donde tienen lugar, los registros de diferentes proyectos que se aproximan a la imagen (sonido) desde una perspectiva práctica, pedagógica y crítica. Los registros de los proyectos-experimentaciones, se acumulan y se alojan en la página donde pueden ser vistos u oídos.

En una entrevista para la televisión húngara, poco antes de su muerte, el filosofo de las imágenes técnicas Vilém Flusser dijo: “la revolución no es mas un evento político. La revolución se torna una inversión de la intención del aparato”. Amorfatalp quiere invertir la intención del aparato, y hacer lugar en el espacio online duplicado, para lo en-construcción y lo rugoso, lo sensorial y lo trágico. Amorfatalp quiere aprender a leer, pero sobre todo a escribir “de vuelta”.

(...)











Personas:


Hernán Barón Camacho es un artista y cineasta colombiano interesado en las relaciones entre la ficción y el documento, el relato y la historia, los archivos cinematográficos y las películas caseras, la mismidad y la alteridad. Su investigación quiere avanzar hacia los límites de la representación, donde una pantalla es al mismo tiempo una ventana y un muro.


Carlotta Solari es una artista y cineasta italo-belga preocupada por el destino de las imágenes y objetos familiares. Su investigación artística quiere resaltar la importancia de los archivos, tanto oficiales como no oficiales. En la actualidad le preocupa especialmente el futuro de los archivos digitales privados.


Daniela Silva Solórzano
es una cineasta mexicana a quien le gusta filmar todos los días con el celular. Está muy interesada en filmar y compartir el poder de las imágenes cotidianas, filma y retrata las vidas de sus amigos. Le interesan los archivos personales, lo que dicen los objetos de las personas que ya no están, y las películas en primera persona.


Hernán, Carlotta y Daniela se conocieron en Europa en 2018 mientras estudiaban el máster de dirección de cine documental Doc Nomads. En 2020, durante el primer confinamiento del Covid-19, compartieron un pequeño apartamento en Lisboa. Es durante ese tiempo, entre hornear pan de masa madre y ver películas juntos, cuando empezó a surgir la idea de amorfatalp.



Contacto: amorfatalp@gmail.com